CONFERENCIAS PLENARIAS

VIERNES, 29 DE MARZO:

mikelmanci2018Mikel Mancisidor De La Fuente. Jurista y doctor en Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Ginebra. Es profesor de Derecho Internacional de los Derechos Humanos en el Washington College of Law de la American University (Washington D.C.) y en el Instituto Internacional de Derechos Humanos René Cassin de Estraburgo. Es miembro del Consejo de Gobierno de la Universidad de Deusto. Es miembro del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, donde es relator para la Observación General sobre el Derecho a la Ciencia. Es vocal del Consejo Asesor del Plan de Derechos Humanos de España. Ha sido nombrado este año como uno de los “100 de COTEC”. Le fue otorgada en el 2013 la Medalla de Oro de los Derechos Humanos por la Liga de Derechos Humanos. Es activo en redes sociales, tiene un blog (mikelmancisidor.blogspot.com) y escribe una columna semanal sobre temas internacionales que se publica en varios periódicos españoles. En Twitter: @MMancisidor1970

Una mirada a la Ciencia desde los Derechos Humanos y la Diplomacia.
La Ciencia fue recogida en la Declaración Universal de los Derechos de 1948 y sin embargo muy pocas veces se habla de la ciencia como un derecho humano. ¿Por qué la ciencia fue incluida como un derecho humano? ¿En qué consiste este derecho, a qué obliga, cómo podemos beneficiarnos de él, puede tener alguna consecuencia práctica? ¿Cuál es el papel de la Ciencia y del Derecho a la Ciencia en las relaciones internacionales de hoy, en la disputa entre las superpotencias, en la cooperación internacional? ¿Qué es eso que ahora se da por llamar diplomacia científica? De todo ello hablaremos en esta charla.

pampa Pampa García Molina. Es periodista científica y redactora jefa de la Agencia SINC, la primera agencia pública de ámbito estatal especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español, con licencia Creative Commons. Antes, ha sido redactora de MUY Interesante y colaboradora en diversos medios. Se licenció en Física y después de trabajar en el mundo editorial aprendió las primeras nociones de su oficio con un máster en periodismo científico por la Universidad Carlos III de Madrid. En Twitter: @pampanilla

Periodistas de ciencia: ni fans ni ‘traductores’, informadores.

La mayoría de la población española considera importante saber sobre ciencia y tecnología en su vida cotidiana, pero tiene dificultades para comprenderla. Las principales fuentes de información son la televisión y, sobre todo entre los más jóvenes, internet. Algunos creen que los periodistas de ciencia somos altavoces de la comunidad investigadora en la sociedad; otras veces, se dice que somos ‘intérpretes’ o ‘traductores’ del lenguaje de los científicos a la ciudadanía. Es verdad que hacemos esas cosas, sin embargo, nuestro papel principal es otro: elegimos qué temas de la ciencia deben llegar a los medios e informamos sobre ellos. Explicaré en qué consiste nuestro trabajo y cómo, a través de la información, contribuimos a fomentar la cultura científica de la sociedad.

SÁBADO, 30 DE MARZO:

jordi_domenech Jordi Domènech Casal. Es doctor en Biología y Licenciado en Humanidades. Es profesor de Ciencias en el Instituto Marta Estrada (Granollers), asesor dentro del Plan STEMCat del servicio de Formación e Innovación al Departamento de Enseñanza y profesor asociado al Departamento de Didáctica de las Matemáticas y las Ciencias Experimentales en la Universitat Autònoma de Barcelona. Ha publicado más de 70 artículos en revistas de didáctica general y de las ciencias y ha impartido cursos de formación y seminarios sobre enseñanza de las ciencias en varias instituciones. Ha participado activamente en proyectos europeos de innovación en la enseñanza de las ciencias como Scientix, Pathway y EngagingScience y las iniciativas locales EduWikiLab y #betacamp. En Twitter: @jdomenechca

Ciencia naïf, falsas disidencias y escuela. Algunos retos y herramientas
para el trabajo con pseudociencias en las aulas.

Quien más, quien menos, ha entendido ya que los alumnos, en las escuelas e institutos, tienen que “hacer” ciencia. Eso acaba llevándonos cada vez más a menudo al laboratorio, algo que tenemos que celebrar. Pero en nuestro viaje a esta ciencia activa, algunas veces quedan por el camino fragmentos muy importantes de lo que es realmente la Ciencia. Desplegamos, sin saberlo, una visión naïf y poco madura de ella (a la que llamamos “Método científico”). Una ciencia que se queda en el experimento, pero no acerca el alumnado a la participación en una comunidad que construye significado de forma consensuada mediante la argumentación, capaz de abordar el cambio y la incertidumbre desde la humildad, honestidad y el rigor científico. Y esta ciencia naïf es la grieta por la que luego pasarán las pseudociencias, bajo un falso estandarte de disidencia y visión crítica y bastante soberbia epistémica “YO he demostrado que…”. Necesitamos en nuestras aulas una ciencia más madura, que no se quede sólo en el experimento y acerque el alumnado a una experiencia más colectiva y más representativa de cómo se construye y cómo se valida el conocimiento científico “a NOSOTROS nos parece razonable que…”. Pero hacer al alumnado capaz de analizar e interpelar la realidad desde la ciencia y la tecnología es sólo la mitad de la historia. La otra es conseguir que quiera hacerlo, que se vea a sí mismo/a parte de una manera de mirar. Por eso, el trabajo en las aulas contra las pseudociencias implica -además de una idea madura de la ciencia- una relación cordial con ella. Y trataremos retos, propuestas y marcos para aportar desde las aulas nuestra parte a este reto para la ciudadanía.

RO_PAL-6Rocío Pérez Benavente. Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y luego el Máster de Periodismo y Comunicación de la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente. Fue redactora de ciencia en el periódico El Confidencial durante cuatro años y desde entonces ha sido freelance y colaboradora de El Confidencial, la Agencia Sinc, la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y la revista Jot Down entre otros. Es coordinadora del proyecto Maldita Ciencia, una rama dentro de Maldita.es desde su nacimiento en mayo de 2018. En Maldita Ciencia se trabaja para desmentir bulos sobre ciencia y salud que circulan por internet, además de fomentar la divulgación científica para todos los públicos que ayude a evitar que esos bulos arraiguen en la sociedad. Colaboran con expertos y divulgadores y resuelven dudas de nuestra comunidad para ayudarles a distinguir entre información y desinformación científica. En Twitter: @galatea128

La lucha contra la desinformación, un aliado del pensamiento crítico.

La desinformación genera falta de confianza en los datos y en la información, creando un sustrato en el que arraigan los bulos y las ideas pseudocientíficas. Pero, ¿cómo funciona la desinformación científica en internet? ¿Por qué se crea y se difunde? ¿Por qué todos somos un poquito responsables de esto y qué podemos hacer cada uno para pelear contra ello?

FOTO ESTHER-1Esther Márquez Fernández. Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia. Ha sido profesora durante 20 años en las etapas de infantil, primaria y fundamentalmente en secundaria y Bachillerato en las materias de Biología, Matemáticas y Cultura Científica. Ha sido Jefa de Área de Biología y Ciencias de la Naturaleza, así como coordinadora de proyectos en el Colegio del Pirineu de Andorra. Comenzó su andadura en Irlanda y actualmente es Farmacéutica Titular del Grupo Pasteur en Andorra. En el campo de la divulgación ha sido miembro del proyecto PIENSA EN CIENCIA, ha participado en conferencias en encuentros como CTM Lleida, DDD, y en eventos del Museo de la Electricidad de Andorra y talleres por numerosos colegios en Cataluña, y ferias científicas de Lleida, Girona, Algeciras, etc. También ha sido formadora del profesorado en “Los sábados hay ciencia” de la Universidad de Andorra. Ha desarrollado diversas propuestas para Ciencia En Acción, con distinciones varias como una Mención de Honor Especial por el proyecto “Triciclaje” y la medalla de Honor de Ciencia en Acción por sus aportaciones a lo largo de los años junto a Carlos Moreno. Tamién ha sido ponente en el ciclo AULA ABIERTA, de la Consejería de Educación en Andorra y en las Jornadas de prevención de residuos de la Comunidad Económica Europea (2012 a 2014). Ha colaborado en la revista “Educació Química. EduQ” y la revista “El Escéptico” sobre pensamiento crítico. Un libro en marcha… “118 mensajes en una botella” con Carlos Moreno.

“Creer o no creer. Esa es la cuestión”. Una mirada crítica del aula a la sociedad. (Conferencia conjunta de Esther Márquez y Carlos Moreno)

La tecnología ha revolucionado el acceso a la información. Ahora se nos plantea el reto de generar herramientas para filtrar lo veraz de la falacia. Hemos de lograr aunar información con formación. Las noticias falsas, la publicidad engañosa, las terapias tan absurdas como emergentes, los políticos que mezclan demagogia con ignorancia, y la manipulación en general han de ser combatidas con el pensamiento crítico y el método científico. Realizaremos un análisis de algunas de estas “desinformaciones” en publicidad y programas de tv, incluso los telediarios han dejado de ser una referencia de rigor, y hemos de formar a la sociedad desde las aulas para poder ejercer nuestra libertad a través del conocimiento y abandonar la senda de lo mágico, lo ancestral o lo irracional.

descyargaCarlos Moreno Borrallo. Licenciado en Química, en la especialidad de Bioquímica por la Universidad de Valencia. Profesor de Física, Química y Matemáticas durante 22 años. Jefe de Estudios del Colegio Elian´s Dublín (Irlanda) en 1998. Director del Colegio Elian´s Dublín (Irlanda) en 1999. Jefe de Departamento de Ciencias del Colegio del Pirineu de Andorra durante 18 años. Profesor universitario en la Universidad de Andorra en Ciencias de la Educación (2014-2018). Ha sido ponente en los Congresos Scientix España (2015 y 2019), en las conferencias del Museo Principa de Málaga, TEDxAndorralavella 2016, Olimpiada Matemática de Andorra y en Olimpíada Matemática de España, así como en el ciclo AULA ABIERTA de la Consejería de Educación en Andorra sobre mitos vs. ciencia junto con Esther Márquez. Ha desarrollado diversas propuestas para “Ciencia En Acción”, con distinciones varias como una Mención de Honor Especial por el proyecto “Triciclaje” y la medalla de Honor de Ciencia en Acción por sus aportaciones a lo largo de los años junto a Esther Márquez. Es colaborador habitual, con artículos sobre ciencia, en el blog de Ciencia y Tecnología de Radio Televisión de Andorra. También ha colaborado junto a Esther Márquez en la revista “Educació Química EduQ” y “El Escéptico”. Un libro en marcha… “118 mensajes en una botella” con Esther Márquez. En Twitter: @cmorenopirineu

JAVIER-ARMENTIAJavier Armentia Fructuoso. (Vitoria-Gasteiz, 1962), astrofísico y divulgador de la ciencia. Fue investigador y profesor en la Universidad Complutense de Madrid entre 1984 y 1990, cuando pasa a dirigir el Planetario de Pamplona. Director de la colección de ensayos de pensamiento crítico “¡Vaya timo!” de la Editorial Laetoli y ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, entidad que ha presidido. Miembro español de la International Planetarium Society, ha pertenecido a la junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica. Profesor del Máster de Comunicación Científica y Ambiental de la Universidad Pompeu Fabra desde 1995, es colaborador habitual en prensa, radio y TV, junto con una intensa actividad en redes sociales, donde lleva un blog de opinión científica, “Por la boca muere el Pez” y uno de ciencia inclusiva, “Ciencia Lgtbiq”. En Twitter: @javierarmentia

  • Javier Armentia dará su ponencia en videoconferencia, desde Argentina.

¿En serio que te crees que la Tierra es plana?
(Pensamiento crítico en la era de las fake news / paparruchas)

Parece algo anecdótico: en la era en la que vivimos noticias del espacio, sucesos globales (de globo…) , cuando llevamos el gps en cada móvil, tenemos también a los terraplanistas sustentando algo que, objetivamente, es simplemente estúpido. Y a otros defensores de ideas absurdas que, empleando los mecanismos de la comunicación instantánea y amplificada por las redes, inundan de falsas noticias, absurdos e invenciones, paparruchas en definitiva, el panorama. Sabemos que a los humanos nos gustan los misterios y las fantasías, que colectivamente caemos en ellas y acabamos dándoles carta de naturaleza, cierta respetabilidad (por eso de ser famosas) y acabamos colaborando activamente en convertirlas en tema de moda. ¿Qué es mejor entonces? Se pueden ignorar, pensar que no son nuestro problema, que como no aportan nada, ni pruebas ni hechos ciertos, no merecen el tiempo que lleva descabalgarlos. Además, como popularizó en su ley pop Alberto Brandolini, desmitificar algo lleva 10 veces más esfuerzo que lanzarlo inopinadamente. Sin embargo, solamente con la comprobación de la realidad, la denuncia de lo falso (el fact checking) y la apuesta por el conocimiento cierto y crítico podemos poner un freno. Desde luego, no hay que hacer publicidad de los niñatos terraplanistas, pero no podemos dejarles que se coman un espacio público que debería apostar por tratar del mundo real, de sus amenazas y de sus posibles soluciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s